SISTEMAS ALTERNATIVOS Y AUMENTATIVOS DE COMUNICACIÓN

SISTEMAS ALTERNATIVOS Y AUMENTATIVOS DE COMUNICACIÓN

SILVIA MOLIA GALARRETA, LOGOPEDA DEL CREER

El pasado 20 de septiembre el Centro de Referencia Estatal de Atención a Personas con Enfermedades Raras y sus Familias (CREER) organizó una charla sobre Comunicación Aumentativa y Alternativa en colaboración con Bj Adaptaciones, impartida por Gil Barrero Llano, para dar a conocer qué es la Comunicación Aumentativa y Alternativa, el uso de sistemas alternativos y aumentativos de comunicación, el por qué de implantarlos y donde además se pudo experimentar con diferentes dispositivos.


BJLa charla fue dirigida a usuarios y familiares afectados de Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), con un total de 9 personas entre afectados y familiares. El objetivo de dicha charla era difundir y sensibilizar sobre otros sistemas o estrategias que se pueden utilizar para aumentar o reemplazar las formas convencionales de expresión.

Se explicó la importancia de que la comunicación es una parte muy importante de nuestras vidas. Por alguna razón, cuando aparece una enfermedad grave, se trata de solucionar antes otro tipo de problemas que creemos “más importantes” y la comunicación se queda en segundo plano. Eso genera sin embargo situaciones de gran estrés tanto en la persona que no puede comunicarse como en el entorno. Muchas veces nos vemos inmersos en largos interrogatorios que cansan y frustran: “¿Qué te duele? ¿La mano? ¿El pié? Que lo mueva, que lo suba, que lo baje, más adelante…”

Es importante, sobre todo cuando nos enfrentamos a enfermedades neurodegenerativas, tener claro que va a ser necesario apoyarse en algún sistema de comunicación aumentativo o alternativo para que cuando llegue el momento de utilizarlo, nos resulte más sencillo no solo su uso, sino asumir que será nuestra voz.

Pero, además de buscar aquel sistema que se adapte mejor a nuestras necesidades, nuestra realidad y nuestras capacidades, es importante comenzar a trabajar con él antes de que la enfermedad nos cause cansancio y molestias que nos impidan practicar en su uso.

A la hora de elegir un sistema, hay que tener también en cuenta las formas de acceso y cómo estas tendrán que evolucionar con nosotros. Hay que elegir sistemas flexibles que, aunque ahora podamos manejar de forma táctil, por ejemplo, luego podamos ir cambiando la forma de acceso por aquel que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Lo ideal, en cualquier caso, es tratar de identificar cual podría ser la solución ideal para poder comenzar a usarla desde ya y estar plenamente entrenados y adaptados a su uso cuando realmente lo necesitemos.

En nuestra charla hemos repasado no solo diferentes tipos de comunicadores (de disposición fija o mediante tablets y teléfonos móviles) sino que hemos revisado también qué opciones de acceso tenemos para usar de forma alternativa un ordenador o un teléfono móvil. Con las manos, con la boca, con la cabeza o con la mirada. Distintas formas de seguir comunicándonos e impedir que la gente siga hablando del Barcelona-Real Madrid si nosotros somos del Cádiz!

Hacer una replica

Tu dirección de email no será publicada