MÉTODO PERFETTI O EJERCICIO TERAPÉUTICO COGNOSCITIVO (ETC)

MÉTODO PERFETTI O EJERCICIO TERAPÉUTICO COGNOSCITIVO (ETC)

DEPARTAMENTO DE TERAPIA OCUPACIONAL DEL CREER

El Método Perfetti es un método rehabilitador nacido en Italia a principios de los años 70 fruto del trabajo del neurólogo Carlo Perfetti y sus colaboradores. En España se conoce comúnmente con el nombre de su creador. El nombre posterior de Ejercicio Terapéutico Cognoscitivo (ETC) pretende destacar la importancia que asume la activación de los procesos cognitivos en la recuperación del gesto motor.

Para poder recuperar el movimiento se deben activar los procesos cognitivos que se encargan de este: percepción, atención, memoria, lenguaje, imagen motora, razonamiento… y que permiten al individuo relacionarse con el mundo exterior, elaborar información, clasificar experiencias, modificarlas.

Es importante la manera en que estos procesos se activen, de cuya precisión dependerá en gran parte la calidad de la recuperación. El rol del terapeuta será guiar al paciente hacia la activación de esos procesos para lograr los objetivos.

Se puede aplicar en diferentes enfermedades raras como: Ataxias, Demencia Frontotemporal, Arnold Chiari, Siringomielia, Síndrome de Cockayne, Atrofia olivopontocerebelosa, Atrofia Multisistémica Progresiva, Degeneración Corticobasal Gangliónica… así como en patologías más comunes como: Traumatismo Cráneo-Encefálico (TCE), tetraplejía o paraplejía, Parkinson, hemiplejías, Esclerosis Múltiple, ACV…

En este método destaca la implicación del paciente en la intervención terapéutica. Se considera al movimiento no como una simple contracción muscular sino como resultado de una activación compleja que nace en el cerebro. Así, el paciente debe aprender todo lo necesario para volver a organizar su esquema cerebral, interviniendo en esta reorganización procesos motores, sensitivos y cognitivos, los mismos procesos que utiliza cualquier persona en situación de aprendizaje.

En todo ejercicio planteado se deberá: proponer un problema cognitivo, elaborar una hipótesis perceptiva por parte del paciente y activar una serie de operaciones mentales: comparación y control.

Debe respetarse la adecuada progresión del aprendizaje, según el estado evolutivo del paciente y buscar un nivel de dificultad apropiado a cada persona, haciéndose necesaria una valoración exhaustiva de los problemas y las capacidades del paciente antes de cualquier intervención, con objeto de comprender las funciones que han sido alteradas por la lesión y hacer una hipótesis sobre la medida en que podrían recuperarse.

El terapeuta programará los ejercicios que se vayan a utilizar y se planteará modificaciones con el fin de objetivar si los ejercicios propuestos están mejorando el estado del paciente o no, en base a ello deberán tomarse decisiones en relación a la necesidad de seguir haciendo los mismos ejercicios, introducir otros nuevos modificar los actuales, etc.

En el Método Perfetti se distinguen tres grados de ejercicios: los ejercicios de primer grado en los que se trabajan los problemas asociados a la espasticidad, y se pretende que el paciente controle la relajación muscular de modo selectivo. Se pueden hacer ejercicios de reconocimiento cinestésico (movilizar al paciente mientras está atento a la posición de sus articulaciones en cada momento).

Estos ejercicios permiten el control sobre la reacción al estiramiento, la recuperación de la sensibilidad la adquisición y el mantenimiento de esquemas motores correctos, mejorar trastornos de la atención y la aparición de contracciones musculares de tipo voluntario.

En los ejercicios de segundo grado se busca la adaptación postural a las presiones y apoyos (por ejemplo transferencias de peso, en bipedestación o en sedestación).

Los ejercicios de tercer grado en los que se trabaja contra los problemas asociados a la pérdida de selectividad y se busca eliminar movimientos estereotipados e inadaptados. Los ejercicios son los mismos que los de primer grado pero con la diferencia que ahora los pacientes ejecutan y controlan completamente los movimientos.

Conclusiones

El método Perfetti es una alternativa en la rehabilitación de pacientes con alteraciones cognoscitivas, utilizando los movimientos.

El trabajo que propone este método es un trabajo activo por parte del paciente, donde se solicita que reconozca algún objeto a través del tacto y por medio de movimientos activos, con los ojos cerrados o tapados, logrando así que, al intentar reconocer el objeto, se emplee la propiocepción e información táctil, la cual es de gran importancia para la activación de zonas o regiones cerebrales que se encontraban afectadas por la lesión.

Hacer una replica

Tu dirección de email no será publicada